Té del bueno en las grandes superficies

Té del bueno en las grandes superficies

Últimamente podemos encontrar cada vez más té en hojas sueltas en las grandes empresas de distribución de alimentos, en los hipermercados que con sus amplios horarios y su fortaleza a la hora de fijar el precio en origen hacen cada vez más difícil el mantenimiento de las tiendas del barrio y ahogan al campo. Al menos dan trabajo, mal pagado, pero dan mucho trabajo.

Nadie como estas grandes empresas de distribución para detectar tendencias de consumo. Si tienen una gran virtud es que siempre dan al consumidor lo que quiere. Han visto que el té está de moda e incluyen productos de lo más variopintos cuya característica más destacable es que contiene extracto de té. Y no solo hablo de alimentos.

Y cómo no, ahora se han dado cuenta de que el té de verdad, el que viene en hoja entera, está de moda y cada vez lo demandan más.

Aunque bien es verdad que aún no se han enterado muy bien de cómo hacerlo. Normal, si el té es solo uno de los miles de artículos que ofertan, es normal que no sepan cómo venderlo. Menos mal que para eso estamos los expertos, para responder a las preguntas que los trabajadores de una gran superficie no saben responder.

Pero ya no pido formación en té para los trabajadores. Me conformaría con que las condiciones de presentación y las especificaciones de uso del producto fueran buenas. Veamos algunos ejemplos:

 

En el Mercadona, han incorporado hace unos meses un té negro con chocolate, un té verde con menta y un rooibos con cítricos. El despropósito es enorme. No hay nada en los nuevos productos que se salve, ni en la presentación ni en el modo de empleo

Parece increíble paro no lo es. Como se puede apreciar en la fotografía, para los tres productos se especifican idénticos modos de empleo. Pone algo así:

"Introducir el producto en agua hirviendo, dejar en infusión de 5 a 8 minutos y colar. Cantidad recomendada: 2-3 cucharaditas por taza aproximadamente"

  • Agua hirviendo: jamás; si el agua hierve es recomendable dejarla reposar un minuto para el té negro y al menos 4 para el té verde hasta que baje a 80ºC
  • De 5 a 8 minutos: es una aberración tener un té verde más de 3 minutos y mucho menos en agua hirviendo. Al té negro con más de 5 minutos se pone raro.
  • 2-3 cucharaditas por taza: si lo quieres utilizar como concentrado de té, quizás, pero en cualquier otro caso, con una (té verde y rooibos) o incluso con media (té negro) cucharadita por taza basta. Se nota que quieren que duren poco los 100 gramos para vender más.

¿Alguien puede imaginarse cómo estará el té verde con hierbabuena si seguimos estas instrucciones? Imposible de beber, ya os lo digo yo. El único que estaría bueno con esas indicaciones sería el rooibos, pero sin echar tanta cantidad de producto.

Luego también especifica que debe ser conservado al abrigo de la luz solar, y viene presentado en una bolsa de plástico transparente. Al menos el té del mercadona es barato, no como el del siguiente ejemplo.

 

En El Corte Inglés ahora también podemos encontrar tés de hoja entera nada menos que en el Club del Gourmet. En esta ocasión, lo han debido poner en el club del Gourmet para poder cobrar el triple de lo que vale.

Tienen más variedad que en el Mercadona y el envase es muy superior pero adolecen de lo mismo, ponen las mismas especificaciones para cualquier tipo de té. Para un té verde Chun Mee normal y corriente (a más de 8 euros los 100 gramos) aparece lo siguiente:

Modo de Preparación:

  1. Colocar en una tetera precalentada una cucharilla por persona y una más
  2. Añadir agua a punto de hervir (200 ml por persona y un poco más)
  3. Dejar reposar tapado entre 3 y 5 minutos
  4. Servir colándolo con un colador fino

No está mal si no fuera porque es lo mismo que pone en los tés negros, y que lo de a punto de hervir y dejar más de 3 minutos hará que este té amargue bastante. Sin contar lo carísimo que resulta, quizás teniendo en cuenta que el envase está muy bien.

Seguirán apareciendo nuevas referencias de té en estos establecimientos, pero es como irse a comprar un libro a una librería de toda la vida (¿Queda alguna?) o a la Fnac. El libro es el mismo, pero la información que te puede dar el librero en una y el estudiante que trabaja los fines de semana en la Fnac, es sensiblemente diferente.

Posteado el 14/10/2015 Cómo Te Encuentras

Related articles

¿Té embotellado o té hecho en casa?

El té industrial ofrece muchos menos beneficios para la salud que el hecho en casa

Blog categories

Busqueda del blog

Visto recientemente

Sin productos