El té de China en China. Museo Nacional del Té

Si hay un lugar en el mundo donde debería haber un museo del té, ese lugar es sin duda China. Y lo hay, muy cerquita de Hangzhou, en la provincia de Zhejiang.

El Museo Nacional del Té de China consta de casi 4 hectáreas de terreno que albergan, además de plantaciones, varios edificios temáticos sobre diferentes aspectos del té.

Es gratuito, cosa rara en un país en el que hay que pagar por entrar en casi todos los parques de las ciudades. La audioguía no es que fuera muy buena en sus explicaciones, pero te ayuda a entender sobre todo la historia del té. La audioguía estaba disponible en inglés y francés, además de en algunos idiomas asiáticos.

Lo primero que te encuentras son unas salas dedicadas a la historia del té, sus orígenes, los concursos de té entre productores, las primeras rutas de té hacia Europa tanto por mar como por tierra, las primeras máquinas de enrollado de las hojas como la de la foto.

Tras la historia milenaria del té, te adentras en las tipologías del mismo. Parece increíble, la cantidad de tés Oolong que existen, y de tés verdes no te digo. Todos con sus matices de color y forma. Una pequeña sala estaba dedicada a la metodología correcta y los accesorios necesarios para evaluar la calidad de los diferentes tés.

Seguidamente, se explicaba con bastante precisión, el proceso de elaboración de los diferentes tipos de té, desde que se recogen las hojas en el campo hasta que está listo para ser infusionado.

También se explicaba cómo preparar un té perfecto. Dependiendo del tipo de té, la tetera idónea, los vasos idóneos, el tiempo, la temperatura del agua. Esta parte era bastante cutre, con unas fotos mal iluminadas, y con unas traducciones literales del Google, que daban miedo.

Por último, y para mí, de lo más interesante del museo, la parte dedicada a las diferentes maneras que tienen las distintas minorías étnicas de China, de preparar el té:

  • Buttered Tea de los tibetanos
  • Baked Tea de las minorías de la provincia de Yunnan (los Dai, los Hani, los Lahu, los Wa, etc)
  • Las Tea Houses de Sichuan, cuyo dicho: "Un día soleado, no lo es tanto como una Tea House de Sichuan". Juzguen ustedes según la recreación de la foto.
Tea House Sichuan

Por último también encuentras informaciones sobre todos los productos que se hacen con té, consejos de conservación del té, los beneficios para la salud,  el té en el arte y la cultura y el té en otros países del mundo.

En resumen, está muy bien la información que facilita, y la estética y puesta en escena a veces es un poco cutrilla, pero os recuerdo que es gratis. Evidentemente, es de visita obligada para todo amante del té que pase por Shanghai y alrededores. Desde Shanghai puede ser perfectamente una excursión de un día.

No nos fuimos del museo sin retratarnos con el gran Lu Yu, el primer ser humano que escribió un tratado de té allá por el año 770 de nuestra era.

 

Posteado el 14/10/2015 Cómo Te Encuentras

Blog categories

Busqueda del blog

Visto recientemente

Sin productos