Tipos de té 

  • Premium
    Premium

    Mejores tés

    Se trata de los mejores tés del mundo, sin exagerar

    Cuando hablamos de los mejores tés del mundo, hablamos de eso, de los mejores tés del mundo, así en negrita.

    Tenemos el placer de ofreceros una colección absolutamente irrepetible de tés. Desde China, La India y Japón nos llegan estas auténticas perlas doradas. Una colección de tés blancos, verdes, oolong y negros que no son fáciles de encontrar. En definitiva unos poemas de amor al deleite vital. Cuando hayáis probado alguno de estos tés premium, ya nada volverá a ser igual en vuestras vidas. Garantizado. Aquellos de vosotros que ya haya tenido la suerte de haberlos probado, ya sabe de lo que estamos hablando.

    La producción de los mejores tés del mundo se caracterizan fundamentalmente por dos cosas: la primera es que las hojas que las componen han sido meticulosamente elegidas a mano por auténticas expertas (suelen ser mujeres) en la materia. La segunda es su modo de elaboración completamente artesanal, sin máquinas, todo a mano y poniendo el corazón. Solo así se entiende que estos tés sean capaces de hacernos sentir los que nos hacen sentir. La delicadeza y la pasión que ponen en Asia al crear estas maravillas, es fundamental para que el resultado siempre supere a las expectativas. Solo allí, con su cultura milenaria, saben llevar a los tés a lo más alto.

    Además, algunos de estos tés son los que utilizamos en nuestras catas, por lo que si no te animas a comprarlos, te sugerimos que vengas a alguna de nuestras catas.

    Como los mejores vinos, igual que el jamón más selecto, estas maravillas nos van a permitir acceder a un mundo de sensaciones únicas, muy difíciles de alcanzar habitualmente, un auténtico lujo para el más gourmet y exigente de la casa. Pero para ello tenemos que honrarlos como se merecen, siguiendo las instrucciones de preparación al pie de la letra, y sobre todo, no lo mezcles con cosas raras, como leche y limón, ni siquiera le eches azúcar. ¿Le echarías ketchup al mejor jamón de bellota pata negra?

    Los mejores tés del mundo a tu alcance. No te arrepentirás y sin duda, repetirás

  • Té Blanco
    Té Blanco

    Aquí sí que sí, llegamos a la Champions League de los tés. Estos no han jugado nunca en campos de tierra. Todos ellos son extraordinarios.

    El té blanco proviene de las altas montañas de la provincia china de Fujian y es en realidad un té verde del cual sólo se recogen los brotes, antes de que se abran, que surgen al principio de la primavera. Su color es verde pálido con un finísimo vello blanco (de ahí su nombre). Es en ese momento cuando toda la energía y todos los nutrientes de la planta se concentran en los brotes.

    Lo podéis tomar todos los días, porque además de estar buenísimo, es muy bueno para la salud. Los efectos del té blanco no solo apuntan hacia el paladar del especialista, sino también hacia los efectos en el bienestar. Al igual que el té verde, éste tiene un efecto estimulante, pero no sobre el sistema nervioso, sino en la mente y en las neuronas. Contiene los mismos ingredientes curativos para el sistema inmunológico, pero en mayores concentraciones.

    Fabricación del té blanco

    La elaboración del té blanco ha sido uno de los secretos mejor guardados durante siglos ya que era un té de uso exclusivo para el emperador y sus allegados. La gente del pueblo llano no tenía derecho a tomarlo ya que se decía que contribuía a la inmortalidad. La pena por probarlo era la muerte.
    Su recolección es un verdadero trabajo de "chinos" (perdón por el chiste fácil) ya que se necesitan miles de retoños o brotes, recogidos a mano, para obtener una pequeña cantidad de té. Solo los brotes cerrados son aptos para su elaboración. Son seleccionados a mano y luego extendidos sobre grandes filtros de seda sin que se agolpen. Por medio de una ventilación controlada se marchitan levemente las hojas. Finalmente se secan a baja temperatura evitando que se rompan, para no afectar a su color y aroma. El inconfundible suave aroma del té blanco depende de la calidad de la cosecha y el cuidado en su elaboración.

    Preparación del té blanco

    Para la preparación, hay que tener en cuenta las mismas pautas que se utilizan para preparar té verde en cuanto a la temperatura del agua que nunca debe superar los 80°C, y en algunas ocasiones como con el White Monkey, la temperatura del agua debe rondar los 65°C.

    El tiempo de infusión varía dependiendo si el té está compuesto de brotes solamente, o de brotes y hojas. Si solo hay brotes, hay que infusionarlo largo tiempo, entre 8 y 12 minutos. No amargará porque no tiene hojas.

    Si por el contrario tiene hojas al rededor de los brotes, como el China Pai Mu Tan, hay que infusionarlo entre 2 y 4 minutos. La cantidad de té, la de siempre, entre 12 y 15 gramos por litro, es decir, 1 cucharada por taza.

    Por favor, tienes en tus manos un auténtico deleite, no lo estropees poniendo el agua a más temperatura o dejando el té infusionar demasiado tiempo o mezclándolo con leche. Tus papilas gustativas te lo agradecerán. Y yo también.

    Propiedades del té blanco

    • Antioxidante: El té blanco es mucho más eficaz que el té verde ya que contiene tres veces más polifenoles (un antioxidante muy potente que ayuda a aumentar nuestras defensas y colabora en la lucha contra los radicales libres). Si tenemos en cuenta que los radicales libres oxidan las células y que eso favorece el envejecimiento y las enfermedades (incluso el cáncer) podemos entender que algunos estudios digan que tomar té blanco aumenta las defensas, combate el envejecimiento celular y es un buen aliado para prevenir el cáncer.
    • El té blanco también protege contra las caries dentales gracias a su riqueza en flúor.
    • Combate la fatiga física y mental. Aumenta la capacidad de concentración y memoria.
    • Tiene la mitad de cafeína que el té verde por lo cual está más recomendado para la gente más nerviosa o que no necesiten ese efecto excitante.
    • Quemagrasas: Ideal en dietas antiobesidad ya que no tiene calorías, es muy agradable, aumenta nuestra energía, es suavemente diurético y favorece la eliminación de grasas.
    • Anticolesterol: El té blanco, además es un buen aliado ante enfermedades cardiovasculares ya que baja los niveles del colesterol LDL (el "malo") y de triglicéridos.
  • Té Verde
    Té Verde

    Esta es la niña de mis ojos. El té verde lo es todo, es como una poción mágica que todo lo arregla. Ningún té tiene tantas virtudes como el té verde. En nuestra tienda on line dispondrás de tés verdes de todos los días, pero además tendrás acceso a unas cuantas delicatessen que te harán perder el sentido y que se pare el tiempo a tu alrededor. Garantizado por escrito. Aquí tienes la herencia de una antigua cultura del deleite y del saber hacer. Producido por tradición, con esmero y a partir de las mejores plantas.

    Fabricación del té verde

    Desde hace más de 4.500 años se toma té verde en la China. Los monjes budistas lo introdujeron en Europa desde Japón en el siglo XVII. El té verde y negro, como todos los tipos de té, provienen de la misma planta. Sin embargo, las diferencias en el caso del té verde radica en su proceso de producción. Las hojas se fijan con calor, bien al vapor (tés japoneses) o mediante calor seco (tés chinos). Durante este cuidadoso proceso el té mantiene no solo su color, sino también muchos de sus componentes saludables. El té verde es el más fresco de los tés, pero también el más delicado y tiene beneficios únicos, derivados de su proceso de fabricación.

     

    Preparación del té verde

    Hay que tener en cuenta que las hojas de té verde son muy delicadas y por ello hay que dejar enfriar el agua después de hervir hasta los 80°C e incluso hasta los 60, dependiendo del tipo de té. Así evitaremos quemar las hojas.

    La cantidad de té verde ideal para preparar una taza es una cucharada de postre colmada. El tiempo de infusión idóneo va de 2 a 3 minutos. El té verde admite bien el recuelo, y la infusión puede repetirse varias veces con las mismas hojas, siempre y cuando no se lleguen a secar las hojas. De hecho, en China, la cuna del té verde, dicen que la mejor es la segunda infusión.

     

    Propiedades del té verde

    Nos encontramos ante una especie de poción mágica, ya que, debido a su proceso de fabricación, sin oxidar, el té verde conserva intactas todas sus propiedades, provocando en la salud de sus consumidores innumerables beneficios. De hecho, la medicina tradicional del lejano oriente describe el té verde como un medio curativo contra muchos males corporales y psíquicos. Se dice que el té verde limpia el alma, puesto que contiene menor cantidad de cafeína que el negro. La combinación de cafeína y catequina actúan como excitante de la mente y no del sistema nervioso.

    Por cierto, el té verde contiene vitaminas A, B, B12 y C e importantes minerales como potasio, calcio y floruro, al igual que antioxidantes en grandes cantidades. Estos fortalecen el sistema inmunológico y pueden ayudar al cuerpo a protegerse en caso de virus o infecciones.

    Estos son algunas de las más importantes propiedades que tiene el té verde:

    • El té verde destaca por ser uno de los más poderosos antioxidantes que nos proporciona la naturaleza. Su alto contenido de catequinas e isoflavonas lo transforman en un perfecto aliado para luchar contra el envejecimiento y la regeneración de las células. Además favorece la circulación y evita el endurecimiento de las paredes arteriales.
    • El té verde sería anticancerígeno. Ya son muchas las investigaciones favorables que han estudiado este hecho y se cree que esto se debería también, a su gran contenido de antioxidantes. Por ejemplo, el té verde estaría detrás de la baja tasa de cáncer en Asia. También es bueno para la próstata.
    • Se cree firmemente que el té verde puede resultar muy efectivo para perder peso. De hecho, hay investigaciones que determinaron que reduce la acumulación de grasa en el hígado y que es un buen agente de termogénesis.
    • El té verde tiene capacidades estimulantes, pero estimula el cerebro, y no el sistema nervioso y ayuda a la concentración y al trabajo mental.
    • El té verde sería bueno para la prevención de caries. Las últimas investigaciones hablan de que el té verde es bueno para los dientes y encías en general.

    Como consecuencia, el té verde posee una extensa lista de beneficios para la salud. Lo dicho, es una POCIÓN MÁGICA para la vida:

      • Reduce el riesgo de cáncer.
      • Previene enfermedades cardiovasculares.
      • Combate el envejecimiento.
      • Ayuda a adelgazar.
      • Previene las arrugas.
      • Reduce el riesgo de artritis.
      • Fortalece los huesos.
      • Ayuda a bajar el colesterol.
      • Previene la obesidad.
      • Es bueno para la diabetes.
      • Fortalece la memoria.
      • Protege contra el mal de Parkinson.
      • Es un hepatoprotector.
      • Previene la hipertensión.
      • Protege de intoxicaciones alimentarias.
      • Reduce los niveles de glucosa en sangre.
      • Estimula la inmunidad.
      • Evita gripes y resfriados.
      • Alivia el asma.
      • Combate infecciones en los oídos.
      • Contribuye en el tratamiento contra el herpes.
      • Previene las caries.
      • Reduce el estrés.
      • Alivia las alergias.
      • Mitiga el VIH.

    Aprovecha el momento y empieza a disfrutar del té verde, un auténtico elixir de salud.

  • Té Japonés
    Té Japonés

    Hemos estado dudando en la conveniencia de dedicar un apartado especial al té japonés o simplemente incluirlos en la sección de verdes. Y qué caramba, los japoneses se merecen un apartado exclusivo porque son los mejores de los verdes con diferencia.

    Para muchos el té verde es una bebida. Para la mayoría de los japoneses lo es todo y supone un verdadero placer en cualquier ocasión. Desde hace siglos el té verde es el punto central de uno de los rituales más representativos de ésta cultura: la ceremonia del té japonés. No es extraño que los tés verdes de origen japonés sean considerados los mejores del mundo. Una calidad que en Europa es muy escasa, por ello, estamos orgullosos de poder ofrecerte estas variedades, tan exquisitas como poco frecuentes en este lado del mundo, ya que la producción destinada para la exportación es mínima.

    Al sur del Japón se dan las mejores condiciones ambientales para el cultivo de los mejores tés verdes del mundo.

    En la isla Kyushu se encuentran cultivos de valiosos tés biológicos. La región que rodea a Kirishima ofrece las mejores condiciones para el desarrollo de las plantas porque su rico suelo volcánico se mantiene cubierto de neblina, que provee una temperatura y nivel de humedad óptimos.

    El té japonés se cultivan por lo general una vez al año y deben someterse a un tratamiento especial denominado sombreo. Cuatro semanas antes de la cosecha se cubren las plantas con toldos. Sin la influencia de la luz del sol las plantas desarrollan una mayor concentración de clorofila. El resultado son hojas de color verde oscuro, una taza color verde brillante y un contenido mayor de aminoácidos que dotan al té de un delicioso sabor.

    Anímate a tomar estas auténticas delicias. Te aseguro que en cuanto los pruebes, se te olvidará el precio que has pagado por ellos. Merece la pena. Mucho.

    Dale un capricho a tu paladar con el té japonés

  • Té Oolong
    Té Oolong

    A veces lo intermedio es simplemente lo más sabroso. Esto lo constatan definitivamente los fanáticos del té Oolong, el cual en cuanto a sabor y a proceso de elaboración representa el punto intermedio entre el té verde y el negro.

    La traducción de Oolong significa dragón negro o serpiente negra. Dice la leyenda que un reptil asustó a un cultivador de té mientras recolectaba las hojas secas. Después de unos días recobró el valor para volver a sus plantas, encontrando las hojas en el perfecto estado de oxidación. El resultado: una bebida fascinante.

    Fabricación del té Oolong

    El té Oolong, marketineramente conocido como Té Azul, se elabora teniendo en cuenta un tiempo de oxidación exacto, mayor al del té verde e inferior al del té negro. Se considera un arte mayor el encontrar el punto perfecto para lograr el tono cobrizo de las hojas y detener el proceso de oxidación.

    La oxidación de este té puede variar mucho, entre el 20% (casi té verde) y el 80% (casi té negro).
    El Oolong también contiene cafeína y la mejor calidad entre los tés de este tipo proviene de Taiwan. Su espectro aromático se expande desde frutal y floral hasta maltoso y fuerte. Combinado con hierbas se obtienen diversas y sabrosas variantes de sabor.

    Los expertos pueden esperar. Algunas veces años. El té Oolong oscuro puede no solo estar en bodega durante mucho tiempo, sino que con los años se mejora. Al igual que muchos vinos, el Oolong desarrolla su sabor únicamente mediante el proceso de añejamiento. A partir del tercer año en bodega las hojas deben ser cuidadosamente tostadas cada año. El Oolong añejo pierde su contenido de cafeína, por esto es suave para el estómago.

    Preparación del té Oolong

    Riega las hojas con agua a una temperatura de entre 80 y 90°C y deja el té de 3 a 5 minutos y te aseguro que este caso, en el medio sí está la virtud, por lo que te recomiendo que lo dejes 3 minutos infusionando. La infusión de Oolong puede repetirse dos o tres veces con las mismas hojas, en cuyo caso, los tiempo de infusión son muy importantes.

    Puede beberse frío. Como té helado, el Oolong goza de gran aceptación.

    Propiedades del té Oolong

    • En primer lugar, se considera que el té Oolong es excelente para quemar grasas y ayudar a perder peso. De hecho, algunos aseguran que su capacidad para aumentar el metabolismo es incluso superior al de las otras variedades de té.
    • Por su gran capacidad para ayudar con la quema de grasas y mejorar el metabolismo hepático, el colesterol también puede ser combatido mediante el consumo de esta excelente infusión.
    • El té oolong tiene una gran capacidad antioxidante, tan buena como la del té verde, por ejemplo. Se considera que es bueno contra la prevención del cáncer, para aumentar las defensas, preservar el sistema cardiovascular y también para mantener el estado de la piel en una forma inmejorable, combatiendo así el envejecimiento.

    El té Oolong hace del término medio una virtud. Para todos los paladares

  • Té Negro
    Té Negro

    El té negro presenta dentro de su marcada identidad propia, una gran diversidad, dependiendo de dónde haya sido producido. Entre un Darjeeling de aroma floral, un Assam oscuro y condimentado o un Ceylon de hoja fina vas a encontrar muchas y sutiles diferencias. El té negro no deja de asombrar por su diversidad en cada taza y resulta el idóneo para tomar a primera hora de la mañana.

    Hasta entrado el siglo XIX, en Europa se tomaba casi exclusivamente té verde traído de China. Solo cuando los británicos comenzaron a producir té negro en sus colonias, la bebida comenzó su triunfal popularización en la cultura occidental. Hoy hay té negro alrededor de todo el mundo. Junto a los países cultivadores tradicionales como son China, India y Sri Lanka, otros países asiáticos se han posicionado como cada vez más importantes productores, tales como Rusia, vastas regiones de África y América del Sur.

    Fabricación del té negro

    Para su fabricación se enrollan las hojas cosechadas después de marchitarse. En este proceso se rompen las paredes de las células ocasionando la pérdida del líquido celular. Se continúa con el proceso de oxidación natural, en el que las hojas van adquiriendo un tono marrón oscuro debido al proceso de oxidación, hasta convertirse en hojas de un negro intenso.

    Finalizado este proceso, se pasa al secado de las hojas. El té negro contiene curtientes y minerales, al igual que vitaminas, aceites etéreos y cafeína. Sin embargo, en comparación con el café ésta actúa más despacio en el organismo. Los curtientes actúan como relajante en el estómago. 

    Preparación del té negro

    Para preparar un buen té negro en casa es importante saber que la intensidad de su sabor varía drásticamente dependiendo del tipo de té, así que cada uno debe ser preparado de acuerdo a pautas individuales.

    El agua debe ser hervida y luego servida sobre las hojas sueltas del té negro. Lo ideal es echar menos que más, es decir, resulta un té negro mucho más agradable, echando una cucharadita rasa. Si preparas té para más de 4 personas, no olvides echar una cucharadita extra para la tetera. Cuanto más ligero sea el té, menor debe ser el tiempo de infusión. Un Darjeeling necesita solo de 2 a 4 minutos. A diferencia de un Assam  que resulta más maltoso y fuerte, que se puede dejar hasta 5 minutos.

    Cuanto más tiempo dejes el té negro en infusión, menor será su efecto estimulante, así, para conseguir una té más potente, lo tendrás que infusionar 2 o 3 minutos, y si quieres que dicho efecto se diluya, déjalo ir hasta los 4 o 5 minutos.

    Propiedades del té negro

    Las cinco propiedades esenciales del té negro

      • Es antioxidante: al igual que otras variedades de té, el té negro tiene una buena concentración de polifenoles, que actúan como protectores contra radicales libres, ayudan a combatir el envejecimiento y también los problemas cardiovasculares.
      • Es astringente: al tener una gran concentración de taninos, que son los que le otorgan un sabor amargo, es ideal su consumo para combatir la diarrea o la gastritis.
      • Es diurético: el té negro colabora significativamente con la eliminación de líquidos del organismo, y por tanto ayuda a no retener líquidos
      • Es reconfortante y bajo en calorías: el té negro prácticamente no aporta calorías pero sí da sensación de saciedad. Es ideal para reemplazar otras bebidas.
      • Es estimulante: el té negro contiene sustancias activas que actúan sobre el sistema nervioso central. Por tal motivo, es ideal para tomarlo a primera hora del día.

    Además de estas propiedades demostradas y demostrables, al té negro se le atribuyen otras propiedades que no están comprobadas, tales como la de ayudar a la salud dental, ser anticancerígeno y colaborar para combatir la osteoporosis.

    Graduación de la hoja de té para la elaboración del té negro

    Muchas veces os sorprende ver esas palabrejas impronunciables que acompañan al nombre del té. ¿Sabéis qué significan? Pues nos hablan de la calidad y de las transformaciones que han sufrido las hojas. Dependiendo de si están enteras, rotas o molidas, si han sido secadas más o menos tiempo o a más o menos temperatura, si el periodo de fermentación ha sido mayor o menor vamos a tener una calidad de té negro u otra. De este modo el té negro se clasifican en tés de hoja entera (leaf), tés de hoja rota (broken) y té triturado (fannings dust).

    Té negro de hoja entera

      • Orange Pekoe (OP) es la máxima graduación en tés de hoja entera. Se compone de las hojas inmediatamente inferiores al brote de la planta. Habitualmente presentan brotes dorados (golden tips) y por su calidad eran las cosechas que enviaban las colonias en siglos pasados a la corte holandesa (de ahí que aparezca la palabra naranja en inglés en su nombre).
      • Flovery Orange Pekoe (FOP). Té alta calidad compuesto por el brote de la planta y la hoja inmediatamente inferior a esta.
      • Golden Flovery Orange Pekoe (GFOP). Es la misma graduación que el FOP pero con un mayor número de brotes dorados (golden tips), de ahí su mayor calidad.
      • Tippy Golden Flovery Orange Pekoe (TGFOP). Se trata de un FOP con una alta cantidad de golden tips.
      • Finest Tippy Golden Flovery Orange Pekoe (FTGFOP). Como su propio nombre indica, es la versión finest del FOP. Se trata de un té muy cotizado por su finura y delicadeza.
      • Special Finest Tippy Golden Flovery Orange Pekoe (SFTGFOP). Té de altísima calidad. Este tipo de té es muy valorado y sólo se encuentra en tiendas muy especializadas.

    Además del Orange Pekoe, existen otras dos graduaciones de tés de hoja entera de menor calidad. Pekoe (P), hojas más viejas y de calidad inferior y que no presenta golden tips en sus hojas; y Souchong (S), utilizado habitualmente en China para elaborar tés ahumados.

    Tés de hojas rotas

    En este tipo de tés las hojas se rompen de forma intencionada para obtener así infusiones más intensas y un poco más fuertes. El té negro que se obtiene es idóneo para los desayunos, añadiéndoles una gota de leche.

      • Broken Orange Pekoe (BOP) es la graduación básica de este tipo de tés.
      • Golden Broken Orange Pekoe (GBOP), es la graduación inmediatamente superior que presenta algunos brotes dorados.
      • Golden Flovery Orange Pekoe (GFBOP). Se trata de un té de hoja rota con un alto grado de golden tips.

    Aunque las más habituales son las tres enumeradas, en los tés de hojas rotas también se pueden encontrar otras graduaciones como Tippy Golden Broken Orange Pekoe (TGBOP) o Flovery Broken Orange Pekoe (FBOP), que muestran otros matices en un té de hoja rota de calidad.

    Tés de hojas trituradas

    Este tipo de hojas se suelen utilizar en los tés que se comercializan en bolsitas. Es un té negro de baja calidad elaborado por las hojas y los tallos triturados que sobran de la elaboración del té negro de calidad. Ofrecen infusiones muy intensas y con mucho cuerpo. Existen dos tipos de graduación en este tipo de té: Fannings (F) y Dust (D) siendo este último el té más triturado que existe.

    El té negro es el té de los muy teteros

  • Té Pu-Erh
    Té Pu-Erh

    El té Pu-Erh es un té producido en un principio como un té verde que ha sido fermentado, es decir se ha procedido a hacer una fermentación cuando era té verde. El té Pu-Erh, como los buenos vinos, gana propiedades con el tiempo y se elabora con hojas grandes de té. El nombre de Pu-Erh viene del nombre de la región de China donde se produce y es una de las pocas Denomincaciones de Origen que existen en el té. Esto le confiere su característico sabor terroso. Algunos de ellos, son auténticas rarezas que pueden alcanzar precios desorbitados.

    Fabricación del té Pu-Erh

    El té Pu-Erh surgió por la necesidad de conservar el té verde durante tiempo para poder transportarlo a Europa en el siglo XVII y no se estropeara. Por ello se sometía a una maduración posterior y se almacenaba durante años. Esto hacía que el té fuera más resistente.

    Preparación del té Pu-Erh

    El agua debe llegar a hervir para preparar un buen té Pu-Erh. Como resulta un té con un sabor muy marcado, lo idel es emplear poquita cantidad. Con una cucharadita de las de café, rasa, será suficiente para hacer una taza grande, tipo mug. Por regla general el té estará infusionando entre 2 y 4 minutos. Como tiene muy poca cafeína, se puede tomar a cualquier hora del día, incluso bien entrada la tarde. Si bien lo idóneo es tomarlo después de comer, dadas sus condiciones digestivas. Los expertos chinos, dicen que se puede recolar sin problema más de 20 veces.

     

    Propiedades del Té Pu-Erh

    Entre los beneficios que tiene el té Pu Erh se destacan los siguientes:

    • Propiedades quemagrasas: Sus efectos adelgazantes son tales que ha merecido ser llamado el devorador de grasas.
    • Propiedades digestivas: Es uno de los principales beneficios que te puede aportar el consumo habitual de té Pu-Erh, a través de un doble mecanismo, ya que estimula las secreciones gástricas, al mismo tiempo que favorece el funcionamiento hepático.
    • Propiedades contra el colesterol Las acciones antigrasas y digestivas, inciden positivamente sobre el control de colesterol y triglicéridos en sangre ya que reduce significativamente los lípidos de la sangre.
    • Propiedades estimulantes: Una taza de té Pu-Erh puede actuar como un euforizante suave, levantando tu ánimo y mejorando tu humor, en caso de depresiones leves. Además, como mejora el riego sanguíneo, favorece la memoria.
    • Propiedades inmunológicas: Además, el té Pu-Erh refuerza las defensas, previniendo todo tipo de infecciones, por lo que te ayuda a mantenerte saludable.

    El té Pu-Erh, en un pricipio, quizás no sea el té que mejor sabe, pero si le das una oportunidad, te enganchará

  • Rooibos
    Rooibos

    Rooibos es el nombre local de una planta autóctona de Sudáfrica. Se trata de un arbusto parecido a un pino pequeño que crece en las montañas de Cedar, al norte de Ciudad del Cabo.

    El Rooibos es perfecto para calmar la sed, sabe bien caliente y frío, en cualquier momento, puro y aromatizado

    Fabricación del rooibos

    El Rooibos se elabora a partir de las finas hojas en forma de aguja que crecen en las ramas más delgadas de este arbusto. La calidad del producto final se reconoce por su color: A medida que el rojo brilla con mayor intensidad, el té es más valioso.

    El Rooibos se distingue por sus finas agujas largas y un elegante color rubí. Disfrútelo puro, con su suave aroma dulce. El rooibos no contiene cafeína, razón por la que su consumo se presta especialmente para niños o durante el embarazo.

    Preparación del rooibos

    La cantidad puede rondar entre 15 y 20 gramos por litro, es decir una cucharada bien colmada por taza. Te recomiendo una infusión de 7 a 10 minutos en agua a 100°C. Aunque puedes dejarlo infusionar más tiempo ya que debido a su bajo contenido de curtientes, esta infusión conserva su sabor dulce y no amarga.

    Propiedades del rooibos

    El rooibos, es en realidad una infusión, ya que no proviene de la Camellia Sinensis, sino de un arbusto de origen sudafricano. Tiene la particularidad de ser una tisana con excelentes propiedades, capaz de emular los efectos -en algunos aspectos- que tiene el té rojo.

    • Adecuado para trastornos digestivos e intestinales.
    • Para fortalecer los dientes y huesos.
    • Tiene efecto antioxidante y anti radicales libres.
    • Es bueno para algunos problemas de la piel.
    • Es remineralizante.
    • Ayuda a perder peso al ser un diurético suave y ayudar a no retener líquidos
    • Colabora para la salud bucal eliminando bacterias.
    • Es equilibrante del sistema nervioso.
    • No tiene cafeína y puede ser consumido por hipertensos.
    • Además tiene propiedades inmunológicas

    Una taza de Rooibos te proporcionará tus emociones más serenas

  • Sin Teína
    Sin Teína

    Ponemos a tu disposición, además de los mejores tés del mundo, un puñado de infusiones sin teína que harán las delicias de aquellos que quieran disfrutar de los momentos que nos regala una buena taza de té, pero sin los efectos que pueda tener en el cuerpo, la teína, siempre atendiendo a unos cánones de calidad máxima.

    Aunque nosotros somos especialistas en té, no hemos descuidado a todos aquellos que no les gusta o no quieren o no pueden tener nada de teína en su taza.

    Además de la extensa colección de Rooibos que como sabéis es un tipo de infusión sin teína porque sencillamente, no es té, incorporamos algunas infusiones para la vida y para el bienestar, clásicas y modernas.

    Desde La India nos llega una mezcla de especias utilizada por la medicina ayurvédica desde tiempos inmemoriales. Compuesta por canela, jengibre, cardamomo, clavo y pimienta, supone una infusión sin teína muy equilibrada, que además puedes añadir a un buen té negro puro para obtener así un Chai de excelente calidad.

    Desde las montañas de Nepal, tenemos la oportunidad de disfrutar de la hierba Tulsi, cuyas propiedades inmunológicas son enormes. Si no te quieres resfriar en invierno, no dudes en confiar en esta hierba típica de la cordillera himalaya, en este caso mezclada con Rooibos y jengibre.

    Están especialmente indicadas para todos los públicos, incluidos los más pequeños de la casa y resultan ideales para tomarlos fríos, resultando un refresco sano y natural que hará las delicias de niños y mayores.

    Ideales también para los últimos momentos del día, para relajarte y equilibrar tu cuerpo y mente antes de ir a la cama.

    Infusiones sin teína, ideales para ser disfrutadas por toda la familia

por página
Mostrando 1 - 32 de 46 items
Mostrando 1 - 32 de 46 items

Visto recientemente

Sin productos